¿Que quiénes somos?

Los Goliardos

Los goliardos, en sentido estricto, eran aprendices de monjes más dados al disfrute carnal que a las misas de víspera. Formaron grupos errantes que viajaron por la Europa medieval de un monasterio a otro sin saltarse una taberna por el camino. Dejaron como legado una notable obra poética exaltando los goces terrenales, cantando al vino, las viandas y el fornicio.



Pasado el tiempo, a mediados de los sesenta del siglo pasado, cuando ya estaba claro que el plan Marshall no pasaba por Villar del Río y en París estaba a punto de armarse una gorda, apareció un grupo de universitarios que, enarbolando la bandera goliarda, pretendieron inventarse el teatro independiente. Las cosas salieron a ratos bien y en ocasiones fatal.



Por la sede de aquel grupo, mitad compañía, mitad comuna, pasó de visita lo más granado de la intelectualidad del momento y fueron miembros de pleno derecho algunos de los que son o han sido referentes del teatro y del cine español en los últimos cincuenta años.



Los Goliardos

El teatro independiente, tal como lo soñaron Los Goliardos, feneció víctima de vaya usted a saber qué, pero la compañía resucitó en varias ocasiones de la mano de Ángel Facio, director y cabeza pensante desde los inicios y en todas sus reencarnaciones.



Han pasado ya unos cuantos años desde el último funeral goliardo, pero Facio ha seguido trabajando sin parar; de Cuenca a Colombia y de Murcia al Teatro Español de Madrid.



En todos los casos, como si no hubiera pasado el tiempo y como si diera igual el lugar, ha tratado de llevar a donde iba algo de aquel espíritu que animó a los primeros goliardos: el rigor en el trabajo con los textos, respeto al público y cohesión en el grupo de actores y técnicos que hacen posible la función.



Esta versión de Los Goliardos que ahora nace, lo hace bajo la forma jurídica de fundación. Hay un legado histórico que mantener: fondos bibliográficos, cuadernos de dirección, colecciones de carteles, etc. Material que se pone a disposición de todo aquel que desee estudiar o consultar este legado. Sin embargo sus objetivos van más allá de quitar el polvo a los recuerdos.



Los Goliardos es un grupo de profesionales de las artes escénicas que realiza, produce y distribuye espectáculos teatrales, propios y ajenos, siempre que estos se basen en textos de calidad contemporáneos o no.



Los patronos de la Fundación
Ángel Facio
Sergio Macías
Gloria Villalba
Alfonso Delgado
Rafael Núñez
Ernesto Ruiz
Jaime Llerins
Alfredo Angarita Barón
Los estatutos de la Fundación
:: Finalidades y objetivos

Son fines de la Fundación:



1. Siguiendo la voluntad expresa del fundador, la Fundación tiene como objeto básico la conservación, mantenimiento y difusión del material literario, gráfico, documental y audiovisual del grupo de teatro independiente Los Goliardos en sus diferentes etapas: 1964-1974 y 1989-1993.



2. La conservación de la sede y de todo el material literario, gráfico, documental y audiovisual que constituyen la trayectoria artística del fundador.



3. El mantenimiento, ampliación y exhibición de la exposición Carteles del Teatro Polaco (colección Janusz Gunia) conformada por 350 ejemplares, editados entre los años 1970 y 1985.



4. La producción, coproducción, realización y distribución de espectáculos teatrales, con el condicionante expreso de partir de textos literarios de reconocida valía universal.



5. La organización y desarrollo de cursos, talleres, seminarios así como cualquier tipo de actividades relacionadas con la docencia de las artes escénicas.



6. La edición, publicación y distribución de textos dramáticos, material didáctico y teoría teatral.

:: Actividades

La consecución de los fines mencionados en el artículo anterior podrá efectuarse, entre otros modos posibles, por los siguientes, que se enumeran sin propósito exhaustivo:



1. Definiendo un programa de actuación general que deberá aprobar el Patronato. En el programa se determinará la actuación concreta de la Fundación durante el periodo a que el programa afecte.



2. Creando o cooperando en la creación de otras entidades de cualquier naturaleza.



3. Mediante la participación en sociedades mercantiles, o constitución y explotación de entidades de esa naturaleza, siempre que faciliten o mejoren la realización de las finalidades propias de esta Fundación.



4. Participando en el desarrollo de las actividades de otras entidades o personas jurídicas o físicas, que de algún modo puedan servir a los fines perseguidos.



5. Además, con objeto de obtener ingresos, la Fundación podrá realizar actividades mercantiles cuyo objeto esté relacionado con los fines fundacionales o sean complementarias o accesorias de las anteriores, con sometimiento a las normas reguladoras de la defensa de la competencia.



6. La Fundación podrá organizar toda clase de encuentros nacionales e internacionales, promover cursos de divulgación y conferencias, conceder becas personales y ayudas de financiación y, en general, propiciar cuantos medios sean adecuados para la realización de los objetivos que le son propios, colaborando con todo tipo de organizaciones y entidades nacionales e internacionales.

Diseño y desarrollo web: ExpertosEnWeb